Doña Martha busca desesperadamente a su hijo Carlos René

Oriunda de Tepatlaxco de Hidalgo, doña Martha desde hace tres años busca desesperadamente a su hijo Carlos René, quien desapareció en el occidente de México el pasado 4 de noviembre del 2019, donde nos relata la desparición de su hijo mientras ella trabaja en su pequeño local ubicado en el tianguis de este municipio.

«El era vendedor ambulante y por lo regular le gustaba trabajar en Tepic, osea venía traía huarache, aquí hacen huarache artesanal aquí en el pueblo, entonces él se iba a vender fueras y uno de sus lugares favoritos era Tepic, Nayarit», señala doña Martha.

Un día Carlos le aviso a doña Martha que llegaría a casa por mercancía y a visitar a su familia, ella lo esperó durante la mañana, que era la hora en que llegaba por lo regular, las horas pasaron y de Carlos no se sabía nada.
«Pues dieron las ocho y media, dieron las nueve, dieron las diez y el nunca vino, entonces le empecé a marcar por teléfono, la primer llamada si entró la llamada, pero no me contestó, entonces pues estuve insistiendo en llamadas y ya después de la primer llamada que yo le hice y entró la llamada, después ya me mandaba a buzón».

Los días pasaron, así como los meses y de Carlos René no se sabía nada en absoluto, doña Martha en compañía de familiares inició la búsqueda, llegando a Tlaquepaque, Jalisco donde solo le pudieron dar muy poca información.

Sin embargo, desde hace tres años, Carlos René no aparece, doña Martha sigue recorriendo estados, municipios, rancherías, la sierra del occidente y de Carlos aún no se sabe nada, como es en todos los casos las autoridades no han prestado la ayuda necesaria por lo que ella señala sólo es ignorada.

«En fiscalía pue slo unico que nos han dicho cada vez que voy, pues me dan el avionazo, porque me dan el avionazo, porque pues si me atienden muy bien, pero es la misma repetidera de siempre y pues nunca o al menos tenía yo los ojos vendados de nunca preguntar pues enséñeme la carpeta no».

Como toda madre, sabe que Carlos un día aparecerá, la corazonada y esperanza de que aún sigue vivo está más que viva por lo que el mensaje que ella pide es muy claro, si alguien sabe del paradero o lo han visto, una llamada o un mensaje es una luz de esperanza para ella, debido a que en casa lo esperan sus hijos, su esposa y toda la familia.

Deja un comentario