Chats de WhatsApp entre Guerreros Unidos por Caso Ayotzinapa no son confiables: GIEI; pide investigación seria

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) detallaron que existen inconsistencias en los mensajes de WhatsApp entre supuestos integrantes de la organización criminal Guerreros Unidos, los cuales revelaron información sobre el Caso Ayotzinapa en agosto pasado

Al dar a conocer este lunes los resultados de peritajes sobre dichos textos, los especialistas del GIEI detallaron que no es posible garantizar la autenticidad de estos mensajes relacionados con la desaparición de lo 43 normalistas de Ayotzinapa.

Se muestran diferencias en la escritura en la aplicación de los mensajes; no pueden considerarse como una prueba digital y no garantizan la originalidad”, puntualizó.

Francisco Cox Vial apuntó la existencia de un doble check azul en algunos mensajes presuntamente capturados en octubre de 2014, cuando esta opción fue incorporada en noviembre de 2014 por WhatsApp.

“Se puede evidenciar que hay mensajes omitidos en enero de 2015 (…) no existe confiabilidad en la imagen (…) y los mensajes analizados no pueden considerarse como una prueba digital”, explicó.

“Las filtraciones o intentos de plantear como ciertas pruebas o versiones no contrastadas, corren el riesgo de generar en el futuro mayor impunidad en el caso”, destacó Cox Vial.

The New York Times publicó que el subsecretario de Gobernación (Segob)y encargado de la Comisión del caso Ayotzinapa, Alejandro Encinas, reconoció que muchas de las pruebas que presentó en el informe de la Comisión de la Verdad en agosto pasado “no pudo verificarse como real” y “hay un porcentaje importante, muy importante, que está todo invalidado”.

Según el texto del periódico, el funcionario dijo que las capturas de pantalla de supuestas conversaciones entre miembros del crimen organizado podrían ser falsas por lo que han sido desechadas en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en el sureño estado de Guerrero en septiembre de 2014.

Al respecto, Encinas aclaró durante su intervención este jueves que de 154 capturas de pantalla del intercambio de mensajes 99 tienen coincidencia con otras pruebas y 55 no lo tienen hasta el momento.

Afirmó que de los 99 que tienen coincidencia tienen una base de capturas con metadatos y 61 basados en capturas con metadatos.

El funcionario acusó al reportaje, así como las filtraciones de videos, documentos y el informe no testado, de ser una campaña en contra que busca entorpecer los trabajos y alertar a los responsables.

La polémica sobre la desaparición de los 43 estudiantes se ha reavivado en este octavo aniversario por el reporte de la Comisión de la Verdad del Gobierno que reconoció el 18 de agosto que fue un «crimen de Estado» con autoridades involucradas de todos los niveles, incluyendo el Ejército, y los da por muertos.

Deja un comentario