Un ex guarura comentá que feminicida de Yrma Lydya murió en su casa tras pagar para ser liberado

El presunto feminicida de la cantante Yrma Lydya, a unas semanas de su muerte, ha comenzado a correr el rumor de que el hombre supuestamente falleció en su casa, pues pagó para que se le permitiera seguir su proceso en libertad, y no dentro del penal como se dijo, al momento de su deceso.

De acuerdo con el reportero Juan Bermúdez de Reporteros Sin Censura, quien afirma haber entrevistado a Benjamín Hernández Mendoza, escolta de Jesús Hernández, que también fue detenido acusado de ser cómplice y aún se encuentra interno en el Reclusorio Norte en espera de la siguiente audiencia.

El escolta niega haber intentado encubrir al licenciado, pues afirma que aunque hubiese querido, no habría tenido oportunidad: «Cuando mi ex patrón mató a su esposa, porque de hecho hay testigos que vieron cuando le disparó en cuatro ocasiones y hasta le dio el tiro de gracia en la cabeza, un policía que fungía como escolta de uno de los clientes del restaurante Suntory, de inmediato lo detuvo cuando trató de huir y yo únicamente estaba esperándolo afuera, yo no pude hacer absolutamente nada», comentó.

El mismo Benjamín habría relatado que supuestamente, su exjefe únicamente estuvo unos días en la cárcel en la zona de ingreso, en un pasillo donde nadie le molestaba, pues sólo le llevaban de comer los custodios, le llevaban ropa limpia, le permitían tener una televisión y un teléfono celular para mantener comunicación con su abogado y familiares.

Sin embargo, un día después de su primera audiencia, la cual se llevó a cabo el 30 de junio, el viudo de Yrma Lydya habría pagado 10 millones de pesos a los directivos del Reclusorio Norte para que lo dejaran en libertad, pues al parecer ya comenzaba a presentar malestares cardiacos debido a su hipertensión.

Según la información dada a conocer, el hombre no quería morir en la cárcel, sino en la recámara de su casa, donde estaría al cuidado de sus familiares.

El ex guarura comentó que el abogado de 79 años, abandonó el Reclusorio Norte, a las 3 de la madrugada del 2 de julio y salió por la puerta de aduanas a bordo de una camioneta para traslados de internos con rumbo a su domicilio al sur de la capital

En su casa, el feminicida de Yrma Lydya habría recibidio los cuidados de sus familiares y una adecuada atención médica, aunque se dice que todo el tiempo estuvo monitoreado por las autoridades del penal. Al parecer, el presunto feminicida planeaba mudarse a su casa de Acapulco, pocos días antes de morir.

Deja un comentario