Los diputados exigen a Ayuntamiento de Puebla abstenerse de «espiar» a colectivas feministas

Diputados y diputadas de todos los partidos, incluido el PAN, criticaron el espionaje que, señalaron, realiza la administración municipal de Eduardo Rivera Pérez hacia las colectivas feministas.

Incluso tanto el coordinador de los diputados locales del PAN, Eduardo Alcántara y el de Partido MorenaIván Herrera, solicitaron la renuncia del titular de la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom), Jorge Cruz Lepe, quien en su comparecencia dijo que tres trabajadoras a su mando fueron infiltradas en los movimientos feministas para comprender su comportamiento.

Alcántara comparó incluso esto con el llamado “Halconazo” de los años 70, dónde el gobierno del priista Luis Echeverría infiltró y asesinó a miles de jóvenes del movimiento estudiantil.

Los gobiernos del PAN no pueden controlar la participación ciudadana. Los gobiernos solo son articuladores de las demandas sociales para escucharlas y para que caminen. Es lamentable, el funcionario debe rendir cuentas y nos recuerda a los viejos gobiernos del PRI, casi al Halconazo. El PAN debe ser distinto”, dijo.

En, tanto Herrera hizo uso de la tribuna para señalar la gravedad de que el alcalde de Puebla permita que Segom realice estos actos, pues no hay garantía de que empresarios, políticos o cualquier figura de disienta con Rivera pueda «estar vigilado».

“Pido permiso a las mujeres para hablar por ellas como aliado de su poderosa lucha. El gobierno de Eduardo Rivera mostró que es un gobierno reaccionario que se siente amenazado por las conquistas de género. Ya mostró su verdadero rostro machista y patriarcal Desde aquí le digo que la infiltración de los colectivos feministas además de ser violatorio constitucionalmente, es la antesala de la represión y la persecución política. ¡No nos vamos a callar!”, exclamó.

En tanto las diputadas petista Mónica Silva y la panista Aurora Sierra, quienes se han pronunciado abiertamente feministas, también reprobaron la infiltración de las colectivas que marcharon por la despenalización del aborto el pasado 28 de septiembre.

Silva consideró evidente que el gobierno de Rivera Pérez es «machista» y «le teme a las mujeres organizadas», y que todo esto pasa cuando no se acepta que los hombres y las mujeres son iguales.

Por su parte Sierra condenó cualquier intento de impedir la libre organización de activistas y colectivas, señalado que además de que todas estas mujeres sufren de desatención gubernamental, ahora son infiltradas por funcionarias municipales.

El diputado del PRI, Néstor Camarillo, lamentó el espionaje de colectivos feministas y llamó al gobierno municipal a sacar a infiltradas y respetar el derecho de libre asociación y en general a las mujeres, pues estas acciones las lastiman.

Deja un comentario