La salud, tema pendiente en el cuarto año de López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentará este jueves su cuarto informe anual de Gobierno, en medio de polémicas en salud, como su manejo de la pandemia de COVID-19, el desabasto de medicamentos y el uso de médicos cubanos para cubrir el déficit de personal.

“(Llega) reprobado y no lo digo yo, lo dicen las cifras y algunas cosas así lo ratifican”, afirmó en una entrevista con Efe la maestra en salud pública Carolina Gómez.

El propio presidente mexicano admitió este martes que es un “reto” el “levantar el sistema de salud pública” para dejarlo como “uno de los mejores del mundo”.

“Ese es el desafío, aún con todos los problemas estructurales, de falta de médicos, de especialistas, enfrentando a las mafias que venden las medicinas, enfrentando todo, pero ese desafío lo asumimos”, afirmó en su rueda de prensa matutina.

Sin transformación

Una de las cosas que Gómez considera se ha intensificado en lo que va del sexenio, que inició en diciembre de 2018, es el uso de consultorios privados adyacentes a farmacias, algo que incluso el propio Gobierno ha criticado.

“Casi casi se ha privatizado la atención de primer nivel mediante los consultorios adyacentes a farmacias y no me parece mal porque la gente, la razón por la que las usa es la cercanía y el costo”, apuntó la experta.

Esto pese a que uno de los compromisos de López Obrador fue el acceso universal y gratuito a los servicios de salud, lo que no ha sucedido porque los mexicanos todavía tienen problemas para acceder a instituciones públicas.

“El primer nivel de atención y el médico de primer contacto son prácticamente inexistentes en esta nueva Administración”, apuntó Gómez.

Además, muchos mexicanos optan por el servicio privado porque, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), hay alrededor de 35 millones de mexicanos sin afiliación a servicios de salud.

Desabasto sin resolver

A esta situación se suma el desabasto de medicamentos y vacunas del cuadro básico, que se ha recrudecido en esta Administración, aunque las autoridades niegan que exista esa escasez.

El colectivo Cero Desabasto reportó que tan solo en los primeros 3 meses de 2022, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) negó más recetas que las que se negaron en todo 2019, o en 2017 y 2018 juntos.

El desabasto ocurre porque más del 55 por ciento de los insumos y principios activos requeridos por la industria farmacéutica mexicana proviene de otras naciones.

El pasado fin de semana, padres de niños con cáncer protestaron por la falta de medicamentos oncológicos y otros fármacos, como el utilizado para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

“Nos han ignorado, no nos escuchan ni nos ven, mientras que el número de víctimas fatales, de todas las edades, sigue en aumento por la falta de atención, pero sobre todo de medicamentos”, reprochaban los manifestantes en un posicionamiento.

Mal manejo

Para Carolina Gómez, el Gobierno de López Obrador ha seguido acumulando polémicas, como la instauración del IMSS-Bienestar, un programa que busca concretar la universalidad de la salud a través de los estados, pero no se ha logrado.

“Ha resultado ser un fracaso y no lo digo yo, lo dijo el director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) hace unos días ante la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados”, dijo.

Además, el contratar a cientos de médicos cubanos ha sido un punto de confrontación con el personal sanitario.

Xavier Tello, médico cirujano y consultor en comunicación en salud, criticó esta medida en un foro especializado al señalar que “ese déficit de cobertura de médicos generales que se tiene ya está cubierta en un par de años, sencillamente con la cantidad de muchachos que se están graduando”.

No hay tiempo

Gómez cuestionó la promesa de López Obrador de instaurar un sistema de salud gratuito y de primer mundo.

“El presidente se la ha pasado diciendo que en algún momento vamos a tener un sistema de salud envidiable a nivel mundial, todavía lo dijo hace unos días, y ya lleva 4 años en el poder y no lo tenemos”, dijo.

Por su parte, Tello reconoció que no pueden corregirse todas las omisiones que ocurrieron en las administraciones pasadas, pero “sumándole los gravísimos errores que ocurrieron en los últimos 3 años, que prácticamente desmantelaron el sistema”.

Finalmente, lamentaron que el Gobierno no haya priorizado al paciente.

“El Gobierno en lo último en lo que ha pensado es en el paciente y es en donde más afectaciones se ha visto en estos últimos 4 años. En este tiempo se ha visibilizado que el paciente es lo que, al parecer, menos importa”, concluyó Gómez.

Deja un comentario