MÉDICO ANESTESIÓLOGO ABUSA SEXUALMENTE DE UNA PACIENTE MIENTRAS LE PRACTICAN UNA CESÁREA EN RIO DE JANEIRO

El anestesista Giovanni Quintella Bezerra, detenido por la policía brasileña el lunes 11 de julio, en Río de Janeiro, tras ser captado abusando sexualmente de una paciente embarazada mientras un equipo de médicos le practicaba una cesárea, resultó ser “un criminal en serie”.

“Es un criminal en serie”, aseguró Bárbara Lomba, jefa del Deam de São João de Meriti al diario brasileño O Globo. Agregó que, tras darse a conocer el video, otras mujeres buscaron al especialista para denunciarlo por maltrato durante el parto.

La aprehensión de Quintella Bezerra se dio luego de que las autoridades vieran un video filmado por miembros del equipo médico del Hospital de la Mujer de Vilar dos Teles de São João Meriti en Río de Janeiro, que lo muestra bajándose la cremallera e introduciendo su miembro dentro de la boca de la paciente, a la que minutos antes había dopado para la intervención.

De acuerdo con medios brasileños, las enfermeras del equipo médico colocaron un celular oculto durante la cirugía, luego de varias sospechas sobre el comportamiento de Quintella Bezerra durante cirugías anteriores.

Según Giovanni Quintella Bezerra usó una gasa para limpiar la boca de la paciente a la que abusó y ese elemento se le entregó a las autoridades para su investigación. La Policía Civil analizará el material biológico encontrado en la gasa.

De acuerdo con el testimonio de las enfermeras en la Comisaría de Atención a la Mujer (Deam) de São João de Meriti, en la Baixada Fluminense, la gasa contenía esperma de Giovanni y fue recolectada de un cesto de basura ubicado en la sala de operaciones.

Una técnica de enfermería del equipo dijo que observó a Giovanni eyacular y luego utilizar la gasa para limpiar la boca de la víctima, quien estaba inconsciente, sedada por el parto. Además, se incautó la droga usada para sedar a la víctima.

Este lunes, otra mujer atendida por el anestesiólogo el pasado 6 de julio, su madre y la acompañante de otra posible víctima fueron atendidas por los investigadores, pues el médico había participado en dos partos previos el domingo 10 de julio, pero no habían podido ocultar la cámara.

Un grupo de enfermeras decidió grabar las imágenes tras sospechar que el médico estaba utilizando más anestesia de lo normal en las pacientes, lo cual fue confirmado por las autoridades.

Además, según los testimonios dados a las autoridades, el anestesista también insistía en que el telón que separa la parte superior del cuerpo mientras se realiza la cesárea, se pusiera cada vez más alto, de forma que quedara completamente escondido el rostro de la paciente.

El caso fue denunciado ante la Policía por la Secretaría de Salud del estado de Río y por el hospital tras ser advertidos por el equipo médico de la unidad de los abusos del galeno.

Giovanni Quintella Bezerra tiene una especialización en anestesiología y trabajó en, al menos, 10 hospitales de Río, tanto públicos como privados, señaló O Globo.

Deja un comentario