Toda la ruta del Tren Maya cuenta con hallazgos arqueológicos, no solo el Tramo 5: INAH

La construcción del tramo 5 no representa un problema para el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) pues dondequiera que se trace habrá materiales arqueológicos, afirmó este lunes su director General, Diego Prieto.

“El problema no es el trazo el problema es el acompañamiento arqueológico para poder recuperar el material que se va encontrando y para conservar las estructuras que deben permanecer en el sitio”, agregó.

De acuerdo con el funcionario el instituto ha encontrado materiales arqueológicos en toda la ruta del tren, la mayoría concentrados en los tramos 1 al 4 que inicia desde Palenque, pasando por Escárcega, Calkiní e Izamal hasta llegar a Cancún.

El INAH está a la espera de que se levante la suspensión definitiva del tramo 5 para continuar con los trabajos de excavación en esta zona que va del Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.

De acuerdo con el informe de Diego Prieto presentado este lunes en la ‘mañanera’, desde el inicio de los trabajos el 20 de junio y hasta el 10 de julio, se han hallado los siguientes objetos y estructuras:

  • Estructuras y bienes inmuebles: 24 mil 067.
  • Objetos completos o bienes muebles como metates, estructuras en piedra y otros objetos: mil 345.
  • Enterramientos y osamentas: 384.
  • Rasgos naturales asociados a contexto arqueológico: 765.
  • Vasijas completas: 380.
  • Fragmentos de cerámica: 489 mil, es decir, medio millón de tiestos de cerámica que serán analizados para encontrar temporalidades, relaciones culturales y frecuencias estilísticas.

La Secretaría de Cultura y el INAH actualmente colaboran para realizar trabajos en las siguientes vertientes:

  1. Recuperación de información y materiales que proporcionan los innumerables hallazgos arqueológicos a lo largo de la ruta del Tren Maya.
  2. Mejoramiento de las zonas arqueológicas, se trata de que este sistema de movilidad esté acompañado por atractivos desde el punto de vista educativo, cultural y turístico. El mejoramiento se dirige por ahora a 21 zonas en los cinco estados por los que transcurre el tren.
  3. El desarrollo de centros de atención a visitantes en nueve zonas arqueológicas de las 21 establecidas que permitan a los visitantes encontrar servicios complementarios que hagan más adecuada y disfrutable su visita.
  4. La promoción cultural, trabajo comunitario y salvaguarda de expresiones culturales vivas, “porque el patrimonio cultural también es el que producen y reproducen día con día las comunidades y pueblos de México en su diversidad”.

 

Con información de El Financiero.

Deja un comentario