Un chofer de Estrella Roja decide irse a casa con pasajeros en Puebla

Minutos de temor vivió Monse Higareda, una pasajera de la Estrella Roja, quien el pasado fin de semana estuvo a punto de ser abandonada en el Periférico Ecológico de Puebla, luego de que el conductor se desviara de la ruta programada.

Se trata del operador de la unidad 426 del servicio intermedio hacía Puebla, con parada en Plaza San Diego (en San Pedro Cholula), quien no hizo parada en referida plaza y a pesar de llevar a dos pasajeros en su unidad, se desvió supuestamente rumbo a su casa.

Monse narró que mientras la unidad debía dirigirse a Plaza San Diego, donde ella descendería, ella iba leyendo y a ratos revisaba su celular.

Al percatarse que ya estaba cerca de su destino, esperó a que el conductor ingresara a la plaza y se detuviera como habitualmente lo hacen.

Sin embargo, no lo hizo y cuando ella se percató, ya estaban en el Periférico Ecológico en una zona sin alumbrado y al encarar al chófer, éste le dijo que ya se dirigía a su casa, aún cuando la parada final de este derrotero era la CAPU.

“Agarré mis cosas y me fui en chinga hacia adelante con el conductor. Cabe mencionar que solo quedábamos dos personas en el autobús, un chico que iba durmiendo y yo. Cuando le dije que por qué no se había metido a la Plaza me dijo que ya era muy tarde (8:45) aproximadamente”, contó.

La joven contó que al conductor no le importó que en la unidad aún viajaran dos personas y sin avisarles, no cumplió con su derrotero.

“Pero mi boleto dice Plaza San Diego. Y su respuesta fue: Ya pasamos, no me puedo regresar, si quieres te dejo aquí, mientras señaló la lateral del peri (una parte que estaba en penumbras). Le contesté que no y que me dejara en la CAPU, porque su destino final era ese e hizo mueca”, narró.

“Me dijo que ya era su último viaje y que ya se iba a casa, a lo que le contesté: yo también, déjame en la CAPU. En ese trayecto el chofer se iba a “desviar sin querer y se echó de reversa. Afortunadamente me puse en comunicación con mi familia”, agregó.

Contó que al llegar a la CAPU, el conductor supuestamente de nombre Martín Villegas, se negaba a dejarlos dentro de las instalaciones pero al reclamarle, lo hizo y se estacionó en un andén.

“Llegamos y no quería hablarle a un supervisor, hasta que se decidió y fue por él. Ambos reclamamos que no se haya metido a Plaza San Diego, pero ellos se excusaron diciendo que después de 8:30 pm ya no ingresaban, situación que al comprar nuestros boletos NADIE nos explicó”, contó.

Pese a que pagaron por el servicio, Monse narró que el supervisor de la Estrella Roja los culpó de que el conductor no los dejara en su destino.

“¿Qué hubiera pasado si me dejaba en el Periférico y algo me pasaba? ¿Se iban a hacer responsables? ¿No se supone que solo tienen paradas autorizadas? Es la hora que no he recibido una llamada por parte de ellos, lo único que me dieron ahí fue un número de queja 118222”, mencionó.

Este miércoles 6 de julio, Monse hizo pública la situación de riesgo que vivió y el desinterés de Estrella Roja por buscarla para darle una solución.

Es lamentable que como mujeres nos veamos obligadas a tomar transportes ‘más seguros’, que te ponen en riesgo (…). Muchas mujeres tomamos este transporte y lo vamos a seguir tomando, no porque queramos, sino porque es la única opción”.

“Es triste saber que ya no te puedes sentir segura y que, cuando pasan estas situaciones, solo te toman los datos para archivarlos. Total, no pasó nada”, concluyó.

Deja un comentario