Esposo de maestra asesinada en primaria de Texas murió de un infarto, dos días después del tiroteo

El esposo de la maestra Irma García, asesinada en el tiroteo en la escuela primaria Robb Elementary de Uvalde, Texas, perpetrado por Salvador Ramos, de 18 años, el pasado martes 24, Joe García, falleció de un infarto, dos días después de la tragedia. Les sobreviven 4 hijos de 23, 19, 15 y 13 años.

“Señor Dior, por favor, en nuestra familia, el esposo de mi tía falleció esta mañana debido a un ataque al corazón en casa. Ahora está con su esposa, estos dos harán que cualquiera se sienta amado sin importar lo que tengan. Tienen los corazones más puros. Los amo sm tía y tío. Por favor, quédate conmigo en cada paso del camino”, escribió Joe Martínez, sobrino de Irma García, en redes sociales.

John Martínez escribió que su tía Irma y Joe García fueron novios en la preparatoria y dejan a cuatro hermosos hijos. Sus edades son 23, 19, 15 y el menor solo tiene 13 años. “Ningún niño debe pasar por esto. Mi corazón se rompe por ellos”.

En otro mensaje dijo que el esposo de su tía Irma había fallecido debido al dolor que le provocó el asesinato de su esposa. Llevaban 24 años de casados.

Realmente no tengo palabras para saber cómo nos sentimos todos. Por favor, oren por nuestra familia. Dios tenga misericordia de nosotros. Esto no es fácil”, añadió.

Irma fue una de las dos maestras que Ramos mató, junto a 19 niños y a su abuela, en Uvalde, al oeste de San Antonio, en Texas. Estados Unidos, el martes 24 de mayo.

El joven que perpetró la peor matanza en un colegio en una década vivía en un pueblo que está a medio camino entre la ciudad de San Antonio y la frontera de México, en un estado donde se permite portar armas sin un permiso especial.

Y en esta localidad, en concreto, lo son las pistolas y rifles, porque hay mucho aficionado a la caza, informaron medios internacionales.

El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, el teniente Christopher Olivarez, narró cómo fue el ataque. Aseguró que Ramos entró a la escuela usando un chaleco antibalas.

Iba armado con un rifle automático y una pistola, y formó una barricada en un aula de cuarto grado en la que minutos antes se había celebrado una ceremonia de fin de curso y una entrega de diplomas.

La escuela tenía matriculados 535 estudiantes en el curso escolar que terminó en 2021. Las víctimas mortales del tiroteo tenían entre 7 y 10 años.

De acuerdo con Roland Gutierrez, un senador local quien tuvo acceso a los partes policiales, Ramos nació en Dakota del Norte y era de nacionalidad estadunidense.

Según el relato de las autoridades, Ramos discutió con su abuela, de 66 años, antes de cometer el crimen. La abuela, de acuerdo con algunos vecinos, sabía de los planes de su nieto y quiso impedir que los llevara adelante, por lo que Ramos le disparó. Logró avisar a las autoridades.

En el patio de su casa quedó tirada una mochila llena de municiones. El joven había subido a las redes sociales fotografías de las armas que había comprado de forma legal en una tienda de la localidad.

Deja un comentario