Por caso por asesinato de 2 reporteras debe incluir perspectiva de género: ONU

Las investigaciones por los asesinatos de Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García, directora y reportera del portal El Veraz, en Cosoleacaque, Veracruz, deben realizarse con perspectiva de género, pues se tiende a minimizar los riesgos que enfrentan las mujeres periodistas.

Así lo señaló este miércoles Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la ONU-DH, al emitir un pronunciamiento por dichos crímenes, donde remarcó que es “desproporcionada” la violencia de género contra las mujeres que trabajan en el ámbito del periodismo

“Es fundamental que las instancias pertinentes incluyan la perspectiva de género como un elemento central en el proceso de investigación, sanción y reparación, así como en los mecanismos de protección de periodistas, de conformidad con las leyes y los protocolos correspondientes”, sostuvo el diplomático.

Por su parte, Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres en México, recordó que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha subrayad la importancia de adoptar un enfoque que considere las cuestiones de género a la hora de aplicar medidas para garantizar la seguridad de periodistas.

El Estado mexicano –agregó– ha asumido compromisos internacionales para proteger y garantizar el derecho a la libertad de opinión y de expresión, así como a una vida libre de violencia.

Los diplomáticos llamaron a las autoridades a que realicen investigaciones prontas y diligentes de estos crímenes, donde se agoten todas las líneas de investigación, incluyendo la relación con la labor periodística las víctimas.

De forma paralela, se debe avanzar en la atención de las causas estructurales que favorecen estos ataques, para prevenir su reiteración y garantizar de manera sostenible la seguridad de todas las personas que ejercen el periodismo.

En México, ONU-DH ha documentado los asesinatos de nueve periodistas y un trabajador de los medios en los primeros cinco meses de este año, por lo que ya se perfila para ser un año más violento para el gremio que el pasado, cuando se registraron ocho homicidios de comunicadores y la desaparición de dos más

Deja un comentario