Presunto culpable del tiroteo en el Metro de NY no tendrá derecho a fianza

Un juez federal ordenó este jueves que Frank James, acusado del tiroteo del pasado martes en un vagón del metro de Nueva York, continúe preso sin derecho a la fianza, durante una breve audiencia en la que el detenido no hizo declaración de culpabilidad.

La abogada de oficio designada para James por el tribunal, Mia Eisner-Grynberg, accedió a que su cliente continúe bajo custodia de las autoridades federales sin fianza, aunque podría pedir más adelante la fianza al tribunal, de acuerdo con medios locales.

También pidió que James –quien usaba el uniforme crema de la prisión federal donde se encuentra en Brooklyn–, sea sometido a una evaluación psiquiátrica, dados sus antecedentes.

La fiscalía aseguró al tribunal, durante la audiencia en la corte federal del condado de Brooklyn, que el tiroteo “fue premeditado” y que el sospechoso usó un casco y una chaqueta de trabajador de construcción como disfraz y que luego se los quitó para evitar ser reconocido.

“El acusado, de manera aterradora, abrió fuego contra los pasajeros de un tren lleno de gente, interrumpiendo su viaje matutino de una manera que esta ciudad no ha visto en más de veinte años”, afirmó la fiscal Sara Winik sobre el incidente que ocurrió el pasado martes hacia las 8:30 de la mañana (12:30 GMT), en hora punta.

El atacante lanzó dos bombas de humo y luego comenzó a disparar indiscriminadamente contra los ocupantes de un tren de la línea N en Brooklyn, dejando a 10 heridos de bala y 13 más que tuvieron que ser atendidas por distintas lesiones o intoxicaciones provocadas durante el suceso.

“El ataque del acusado fue premeditado, fue cuidadosamente planeado y causó terror entre las víctimas y toda nuestra ciudad”, afirmó la fiscal, quien advirtió que, de quedar en libertad, James “representa un grave riesgo de peligro para la comunidad” por lo que pidió que siga detenido en espera de juicio.

James fue detenido 30 horas después de haber disparado en una línea del metro de la ciudad, luego de que él mismo alertara a las autoridades sobre su ubicación, junto a un establecimiento del restaurante de comida rápida McDonald’s en el sur de Manhattan.

La fiscalía argumentó además que el acusado tenía los medios para llevar a cabo más ataques, como municiones y otros accesorios relacionados con armas y que guardaba en un almacén de Filadelfia.

También que el acusado alquiló un camión U-Haul en Filadelfia (Pensilvania), que condujo sobre el puente Verrazzano-Narrows y hacia Brooklyn en las primeras horas de la mañana del 12 de abril, cuando realizó el ataque.

“El acusado llegó a Brooklyn preparado con todas las armas y herramientas necesarias para llevar a cabo el ataque masivo”, lo que incluyó una pistola Glock 17, un contenedor para gasolina, una antorcha y fuegos artificiales, de acuerdo con la fiscalía.

Frank James, de 62 años y que no opuso resistencia a su arresto, se arriesga a una condena a cadena perpetua por efectuar un ataque armado de tipo terrorista en un medio público de transporte, según ha dicho el fiscal federal en Brooklyn, Breon Peace.

Deja un comentario