Dejan el cadáver de un bebé en CERESO de Puebla

El cadáver de un bebé de aproximadamente tres meses de edad fue localizado al interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel en la ciudad de Puebla en el área de hombres.

El cadáver se encontraba junto a los contenedores basura, cubierto con cal y fue un interno quien pretendía reciclar los desechos quien lo encontró y avisó a las autoridades.

Del hallazgo hasta ahora se desconoce cómo fue que ingresó el menor al centro penitenciario, pues el ingreso de menores de edad está prohibido por la pandemia de la Covid-19.

Se sabe que el cadáver presentaba una cicatriz a la altura del abdomen lo que indicaba que recientemente había sido intervenido quirúrgicamente. Se desconoce la identidad del pequeño y de sus padres.

El cuerpo fue levantado por elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) quienes lo llevaron hasta el anfiteatro para realizar la necropsia de rigor y esclarecer las causas de su muerte.

Deja un comentario