Las vacunas de Pfizer y Sinovac no son efectivas contra ómicron, revela estudio en Hong Kong

Las vacunas desarrolladas por las farmacéuticas chinas Sinovac y la alemana-estadounidense Pfizer BioNTech no generan los suficientes anticuerpos contra la nueva variante del virus que provoca Covid-19, ómicron, reveló un estudio de la de la Universidad de Hong Kong.

Investigadores del Departamento de Microbiología de la Universidad de Hong Kong descubrieron que la mayoría de las personas después de recibir dos dosis de la vacuna -ya sea la BioNtech o Coronavac- no producen niveles suficientes de anticuerpos séricos contra ómicron.

De acuerdo con una nota informativa publicada en la página web de la Universidad, esta aconsejó al público que recibió el esquema completo de las vacunas mencionadas a que se apliquen una tercera dosis “lo antes posible mientras espera la próxima generación de vacunas más compatibles”.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista médica Clinical Infectious Diseases.

La variante ómicron del SARS-CoV-2, identificada por primera vez en noviembre de 2021, se está extendiendo por todo el mundo.

Esta variante es particularmente preocupante, indica la Universidad, debido a la gran cantidad de mutaciones en el virus que podrían afectar la infectividad o la eficacia de la vacuna.

Para evaluar la efectividad de los antígenos existentes contra el coronavirus en Hong Kong contra esta nueva variante, los investigadores del Departamento de Microbiología probaron la capacidad de las muestras de suero de los receptores completamente vacunados para neutralizar esta variante. Los títulos de anticuerpos neutralizantes séricos son actualmente el único marcador sustituto fácilmente reproducible de protección contra Covid-19, explica la Universidad de Hong Kong.

Para probar la capacidad de los anticuerpos séricos de los receptores de la vacuna para neutralizar la variante ómicron, el equipo utilizó sueros de dos grupos de receptores de la vacuna que han recibido dos dosis de BNT162b2 (BioNtech) o Coronavac (Sinovac). Cada grupo formado por 25 personas.

El Instituto académico argumentó que el estudio tiene como objetivo evaluar a fondo el riesgo para la salud de la variante ómicron para la población de Hong Kong y la necesidad de una tercera dosis universal.

Se probaron dos variantes de ómicron presentes en Hong Kong, una proveniente de Sudáfrica y la otra de Nigeria. La capacidad de los anticuerpos séricos para neutralizar las cepas Alfa, Beta y Delta también se probó como control.

Solo cinco de los 25 receptores de la vacuna Pfizer tenían capacidad neutralizante contra la variante del virus ómicron, y la eficiencia de la vacuna se redujo significativamente al 20-24%. En comparación con la cepa original del SARS-CoV-2, el título de anticuerpos neutralizantes contra la variante ómicron ha disminuido entre 36 y 40 veces.

Ninguno de los sueros de los 25 receptores de la vacuna Sinovac contiene suficientes anticuerpos para neutralizar la variante de ómicron en el límite de 1 de cada 10 diluciones.

La conclusión del estudio fue que la ómicron es capaz de reducir la eficacia de dos dosis de la vacuna contra Covid-19. Por lo tanto, los receptores de la vacuna o incluso los pacientes recuperados del coronavirus pueden tener un mayor riesgo de irrupción o reinfección. “Nuestros hallazgos sugieren que el diseño de la próxima generación de vacunas contra la Covid-19 debería considerar una cobertura suficiente contra esta nueva variante viral”, señala el documento.

Asimismo la Universidad sostuvo que se necesita una tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19 para mejorar la respuesta de anticuerpos contra la variante ómicron.

Por último, quedó por determinar si una tercera dosis de la actual vacuna Coronavac mejorará la respuesta de anticuerpos neutralizantes contra la variante ómicron.

Esta investigación estuvo financiada por el Fondo de Salud e Investigación Médica, la Oficina de Alimentos y Salud, el Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong.

Deja un comentario