Pobreza alcanzó a 62 de cada 100 poblanos en la pandemia

Durante la pandemia la pobreza alcanzó a 62 por ciento de la población en Puebla; mientras que solo 12 por ciento de los poblanos se puede considerar como no vulnerable o no pobre.

De acuerdo con el análisis “Población en situación de pobreza”, realizado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), cuatro millones 136 mil poblanos se ubican en pobreza.

Una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social de seis indicadores, entre ellos, rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación; además, su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Del total de la población en el estado de Puebla, 12.7 por ciento de la población se ubica en pobreza extrema, es decir, no sabe si comerá este día; mientras que 17.9 por ciento vive con alguna carencia social; y 7.5 por ciento es pobre por ingresos porque, a pesar de juntar todos los recursos que gana, no le alcanza para adquirir la canasta básica, la cual ronda en los mil 600 pesos.

En dos años, la pobreza en general en Puebla aumentó y de 58 por ciento de la población que se encontraba en dicha situación antes de la pandemia, ahora 62 por ciento presenta alguna carencia.

El reporte de Coneval muestra que en 2018, tres millones 756 mil poblanos presentaban una o más carencias; en 2020, año marcado por la pandemia, la cifra se colocó en cuatro millones 136 mil personas. En otras palabras, en un par de años, 380 mil poblanos ingresaron a la pobreza en cualquiera de sus dimensiones.

A nivel nacional, Puebla es la tercera entidad con el mayor porcentaje de personas pobres y solo es superada por Chiapas y Guerrero. En Chiapas, 75.5 por ciento de la población, cuatro millones 218 mil personas, se encuentran en pobreza; mientras que en Guerrero, 66.4 por ciento de la población, es decir, dos millones 378 mil habitantes, presenta alguna carencia.

A nivel nacional, entre 2018 y 2020, el porcentaje de la población en situación de pobreza aumentó de 41.9 a 43.9 por ciento, lo que representa un aumento de 2.0 puntos porcentuales durante este periodo, lo que significa un incremento de la población en situación de pobreza de 51.9 a 55.7 millones de personas durante este periodo, es decir, un aumento de 3.8 millones de personas.

Entre 2018 y 2020, en 19 de las 32 entidades federativas se observa un aumento en el porcentaje de la población en situación de pobreza. Las tres entidades que mostraron el mayor aumento en este indicador fueron: Quintana Roo, de 30.2 por ciento a 47.5 por ciento; Baja California Sur, de 18.6 a 27.6 por ciento; y Tlaxcala, de 51.0 por ciento a 59.3 por ciento.

En Puebla, la pobreza extrema creció 60.9 por ciento en un par de años y, actualmente, 844 mil 322 habitantes disponen de un ingreso tan bajo que, si lo dedicase por completo a obtener alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

La investigación del Coneval muestra que en 2018, 8.1 por ciento de la población, 534 mil poblanos vivían en pobreza extrema y en 2020 el porcentaje creció a 12.7 por ciento. En otras palabras, 310 mil poblanos se sumaron a la pobreza extrema en un par de años. En el país, el porcentaje de la población total en situación de pobreza extrema aumentó de 7.0 a 8.5 por ciento entre 2018 y 2020, lo cual representa un aumento de 1.5 puntos porcentuales. En número de personas, este indicador pasó de 8.7 a 10.8 millones de personas, es decir, un incremento de 2.1 millones de personas.

En general, 26 de las 32 entidades federativas mostraron un aumento en el indicador de pobreza extrema. Las entidades con el mayor aumento el porcentaje de la población en situación de pobreza extrema son Quintana Roo, de 3.8 a 10.6 por ciento; Tlaxcala, de 3.3 a 9.8 por ciento; y Yucatán, de 6.5 por ciento a 11.3 por ciento.

Deja un comentario