¿Qué es el sharenting?

A la mayoría de los padres de familia les gusta compartir fotos y/o videos con sus hijos en redes sociales, así como su nombre, fecha de nacimiento o la escuela donde estudian, sin las medidas de seguridad adecuadas, por lo que pueden poner en riesgo la integridad de los mismos y vulneran su derecho a la privacidad y ser víctimas del “sharenting”, pero ¿qué es esta práctica?

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) el sharenting proviene de dos palabras en inglés, share (compartir) y parenting (paternidad); se refiere a la práctica de compartir información, imágenes, datos personales o detalles sobre la vida cotidiana de niñas y niños en redes sociales.

Al exponer su privacidad en la red, pueden enfrentarse a situaciones de riesgo como el acoso digital, robo de identidad o a delitos como pederastia, secuestro y pornografía.

Según el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) los padres de niños menores de cinco años publican en promedio 195 fotos al año.

Ante este panorama, el Instituto advirtió que compartir datos personales de menores en las redes, sin las medidas de seguridad adecuadas, puede “abrir la puerta a los delincuentes” y exponer a los pequeños a diversas situaciones de peligro.

El Inai emitió diversas recomendaciones para reducir los riesgos que conlleva el sharenting.

1.Preguntarse, antes de compartir una fotografía, si las niñas o niños estarían de acuerdo y las consecuencias que podría tener en el futuro.

2. Leer las políticas de privacidad de las redes sociales en las que se comparten las fotografías, para asegurarse que las imágenes no lleguen a personas desconocidas.

3.Asegurarse de que las niñas y niños estén siempre vestidos en las fotos que se comparten.

4. Reflexionar sobre la manera en que se sentirían las niñas y niños si en el futuro tuvieran que enfrentarse a una fotografía que se compartió en su infancia.

5. Desactivar la geolocalización, para evitar que personas desconocidas puedan seguir los movimientos de los menores.

6.Una medida para respetar la privacidad de las niñas y niños es difuminar su rostro en las imágenes que se compartirán en redes sociales.

7.Al compartir imágenes o videos por aplicaciones de mensajería instantánea es importante dejar claro a las personas que las reciben que no pueden reenviarlas o publicarlas sin tu permiso.

8.Evitar mostrar imágenes de niñas o niños en la foto de perfil de las redes sociales, pues esta imagen es pública.

9.Evitar la publicación de información que pueda revelar datos íntimos de los menores.

Deja un comentario