Derribo de palmeras, «no fue poda, fue joda»: Barbosa

Después de que el día de ayer la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco confirmara que se talaron diversas palmeras en la zona de Analco, y el gobernador Miguel Barbosa pidiera la intervención de la Secretaría del Medio Ambiente para investigar las razones de este abuso, se clausuró el proceso de tala en esa zona para evitar un daño ambiental.

Al respecto, el gobernador expuso el día de hoy que se realizarán las investigaciones correspondientes ya que el derribo de palmeras, «no fue poda, fue joda».

Barbosa señaló que el municipio sí es autoridad en materia de ecología para proteger el medio ambiente, pero no puede simplemente por decisión de imagen de obra pública, ordenar el derribo de individuos arbóreos.

El mandatario estatal destacó que ni el estado podría y acusó a los municipios de abusar de su autoridad, cuando autorizan fraccionamientos o abren avenidas.

Cabe señalar que la tarde de ayer, personal de las direcciones Jurídica y de Inspección colocó sellos y citó al responsable de Medio Ambiente del municipio de Puebla para justificar el corte de árboles y se dio a conocer que en la Avenida Juárez se hallaron 73 palmeras marcadas para su corte, por lo cual la Secretaría de Medio Ambiente estatal solicitó apoyo de la fuerza pública para evitar que se afecten más palmeras.

 

 

Deja un comentario