Oculta Francisco Romero su patrimonio tras dos años como auditor

A casi dos años de que llegó al cargo, el titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Francisco Romero Serrano, mantiene oculto su patrimonio, pues no autorizó que se difundiera la versión pública de su declaración patrimonial.

Apenas el 30 de julio, el Órgano Interno de Control y Seguimiento a la Gestión de la ASE validó y actualizó en la Plataforma Nacional de Transparencia las declaraciones de la situación patrimonial de analistas, coordinadores, jefes de departamento, secretarios técnicos, subdirectores, directores de área y auditores, sin embargo, ninguno autorizó la publicación de la información.

El 27 de noviembre del 2019, Francisco Romero rindió protesta como auditor ante el Congreso del Estado para un periodo de siete años, es decir estará en el cargo hasta el 2026, con posibilidad de ser ratificado por otro lapso.

Su sueldo mensual neto es de 84 mil 663.36 pesos, es decir al año obtiene un millón 15 mil 960.32 pesos, según la plataforma de transparencia.

La Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Puebla señala que los sujetos obligados deberán publicar, difundir y mantener actualizada y accesible en sus sitios web o en los medios disponibles, la remuneración mensual bruta y neta y la información en versión pública de las declaraciones patrimoniales de los servidores públicos que así lo determinen.

Deja un comentario