La emotiva despedida de Rommel Pacheco de Tokio 2020

“Y al final de mis años como deportista aprendí a disfrutar el camino… Me voy pleno y feliz porque siempre di todo de mi”, señaló el clavadista Rommel Pacheco tras su participación en Tokio 2020.

En su cuenta de Twitter (@Rommel_Pacho) escribió: “Gracias a toda la gente de México por tanto cariño”, a la par de compartir un clip de su último clavado y las muestras de cariño de los competidores que presenciaron el momento.

El mexicano cerró su trayectoria de 25 años con un sexto lugar en la final de trampolín de tres metros, y “con el cariño de la familia de los clavados”, destacó el clavadista a la AFP.

“Me hubiera encantado retirarme con la medalla, pero me voy feliz y satisfecho por los 28 años de carrera que he tenido, con haber estado en Juegos Olímpicos y con haber sido abanderado”, comentó tras su actuación en Centro Acuático de la capital nipona.

“Me voy con el cariño de la familia de los clavados. No había público, así que los aplausos que se oyeron fueron los de la familia de los clavados”, destacó.

Antes de su sexto y último salto, “levanté un poquito la mirada, para ver por última vez el escenario, los aros (olímpicos)… y cuando salgo del agua abrazo a mi entrenadora (Ma Jin) y el sentimiento ahí está”, señaló Rommel Pacheco.

 No se llevó una presea pero se va quedando entre los 10 mejores del mundo, lo cual quizás no se compara con el ejemplo que le dio a varias generaciones.

Al final el oro y la plata fueron para Siyi Xie y Zongyuan Wang, respectivamente, ambos representantes de la República Popular de China, mientras el bronce se lo llevó Jack Laugher de la Gran Bretaña, haciendo patente que en materia de clavados el país asiático ha tomado un dominio total y es prácticamente imposible vencerlos.

Pero de este día permanecerá en la memoria ese último clavado de Rommel Pacheco que superó incluso los 96 puntos de calificación de tan bueno que fue; cuando recordemos el 3 de agosto de 2021 lo que veremos será el carisma y profesionalismo que lo convirtió en el líder de facto de la delegación que representó a México en estos atípicos Juegos de Tokio, los de su despedida. Nos quedaremos con ese último chapuzón de Rommel Pacheco que sacó lágrimas y aplausos en muchos rincones del mundo.

Deja un comentario