¡Casi! México batalló, pero no le alcanzó frente a Japón

Por: Marco Javier Sedas

 

Con la derrota frente a Canadá a cuestas, y la pesada consigna de obtener su primer victoria en el torneo olímpico, la selección mexicana de sóftbol encaró en Yokohama, Japón, el segundo compromiso del certamen en el que se midió con el combinado local. La lanzadora Danielle O’Toole fue la encargada de pararse en el montículo para las visitantes. Yukiko Ueno hizo lo propio del lado de las niponas.

 

La legendaria Ueno, catalogada como una de las mejores pitchers en la historia de la nación del sol naciente, impartió una cátedra de pitcheo en los primeros cuatro innings del cotejo, al sumar ocho ponches y admitir únicamente una base por bola. Las mexicanas, por segundo día consecutivo, padecieron en el arranque del encuenro, al no registrar hits ni movimientos relevantes a la ofensiva.

 

La fortuna de O’Toole, por desgracia, resultó comparable al de sus compañeras en la ofensiva. No obstante una actuación de calidad en términos generales, la oriunda de Upland, California fue castigada con un salvaje batazo cortesía de Yamato Fujita en el tercer episodio. El cuadrangular, significó el 0-1 en favor del combinado asiático.

 

Finalmente, en la quinta entrada, para beneplácito de las mexicanas, Anissa Urtez rompió la sequía de doce innings acumulados sin anotar, y con un implacable jonrón emparejó los cartones en el Estadio de Yokohama. La labor de Danielle O’Toole resultó vulnerada una ocasión más en el quinto capítulo, con un imparable por el jardín izquierdo, imposible de contener por Tatyana Forbes, y que implicó la ventaja momentánea para la causa japonesa.

 

En el penúltimo inning, Sydney Romero despertó las ilusiones del cuadro latinoamericanas a través de un sencillo al jardín derecho. Con un toque de sacrificio, y un roletazo a la inicial, Romero alcanzó la antesala. Empero, un contacto de Britanny Cervantes, manso y directo a la posición del outfield japonés, evaporó las expectativas mexicanas, y finiquitó una amenazante alternativa a la ofensiva para las de verde.

 

En la parte alta de la séptima entrada, México despertó a la ofensiva, conducto Victoria Vidales, quien conectó un imparable y dejó a Brookshire en posición de anotar. Anissa Urtez impactó un lanzamiento bajo de Ueno, para traer a Brookshire a la registradora, y entablar un momentáneo empate entre mexicanas y niponas. Miu Goto ingresó en sustitución de Ueno, con la intención de arreglar la compleja circunstancia de partido para Japón en el último episodio.

 

Los extra innings llegaron, y con ellos la posibilidad de atestiguar la primera victoria Tricolor en Tokio. No obstante, las locales contaban con otros planes. Luego de frenar a la ofensiva azteca en la parte alta de la octava entrada, un toque de bola efectivo de Haruka Agatsuma remolcó la carrera de la victoria para el combinado japonés, y dejar los cartones definitivos del cotejo en 3-2 a favor de las del Sol Naciente.

 

Las mexicanas enfrentan un panorama cuesta arriba: dos derrotas al hilo, y el momentáneo fondo de la tabla en la clasificación del torneo olímpico. Por su parte, las anfitrionas marchan con paso perfecto, tras vencer a Australia en el primer compromiso de la jornada número uno de la competencia. México contará con una oportunidad más de redimirse, al verse las caras con Estados Unidos el sábado a las 00:30 horas. Japón hará lo propio al medirse a Italia, a las seis de la mañana del mismo día.

Deja un comentario