Mis respuestas fueron ignoradas», Ebrard responde a NYT

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, respondió al reportaje publicado por The New York Times, donde se asegura que el colapso de la Línea 12 del Metro fue causado por oportunismo político y obras descuidadas.
El funcionario mexicano publicó a través de su cuenta de Twitter una carta que envió al diario estadounidense, señalando que la construcción de la Línea 12 representó la culminación de la aspiración por décadas de millones de capitalinos y habitantes del Estado de México.

“Una parte de la historia, la de la gestación y construcción de la línea, puede conocerse fácilmente a través de los documentos relevantes que se han hecho públicos. La parte de la supervisión y mantenimiento durante el sexenio posterior al que encabecé se mantiene en buena medida como una incógnita”.

Asimismo, el canciller desconoce si Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino de 2012 a 2018, dio mantenimiento adecuado al STC, principalmente después del sismo que azotó a México en 2017.

Mencionó que tras la tragedia, ahora se deben conocer las causas del colapso, la parte de la construcción de la Línea 12 se puede ver a través de los documentos relevantes que se han hecho públicos.

Mientras que lo referente a la supervisión y mantenimiento durante el sexenio posterior se mantiene en gran medida como incógnita.

Ebrard aseguró que las preguntas que le formuló el diario en algunos casos parten de premisas falsas o parecieran sugerir conclusiones o asumir una postura adversarial.

Destacó que su empeño es responder de la manera más objetiva y apegada a la memoria que constituye la documentación técnica o las resoluciones que han surgido de las investigaciones o auditorías relacionadas con la realización de la obra.

El funcionario dijo que tanto las víctimas como la opinión pública merecen la verdad de lo que sucedió, la cual se podrá formar a partir de peritajes e indagaciones objetivas y desapegadas de cualquier interés político.

“Esa verdad es fundamental por muchas razones, la primera para encontrar las causas del accidente y efectuar a partir de ese descubrimiento las soluciones que permitan restablecer lo más pronto posible un servicio que beneficia a millones de ciudadanos”.


Colapso de L12 causado por oportunismo político y obra descuidada.

The New York Times publicó este domingo un artículo sobre el colapso de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, en el que fundamenta la investigación con documentos gubernamentales y corporativos.

De acuerdo con el diario estadounidense, dicha investigación está basada en documentos gubernamentales que abarcan varios años, así como en entrevistas de personas que estuvieron trabajando en la construcción y en el análisis de evidencia donde ocurrió el accidente.

Los investigadores del Times tomaron miles de fotografías del lugar del colapso, también compartieron pruebas con ingenieros expertos, quienes llegaron a la conclusión que los pernos metálicos, los cuales eran importantes para la solidez del viaducto, pudieron fallar debido a una soldadura deficiente, lo que pudo haber causado el accidente.

Causas del accidente de acuerdo a The New York Times

El diario aseguró que las principales causas del colapso que dejó a 26 personas sin vida fue el oportunismo político y las obras descuidadas.

“El desastre ya se ha convertido en una crisis política que amenaza con atrapar a dos de las figuras más poderosas del país: el secretario de Relaciones Exteriores del presidente, Marcelo Ebrard, y uno de los empresarios más ricos del mundo, Carlos Slim”, señala en el artículo.

Los expertos concluyeron que la vía elevada se sostenía por trabes de acero, las cuales no estaban hechas para sostener la estructura por sí solas, por lo que para reforzarla, unos pernos metálicos unían el acero a una losa de concreto.

Los pernos se soldaron al acero, con lo que se tuvo que haber formado una unión casi indestructible, no obstante, las fotos analizadas señalaron que la soldadura se realizó de manera deficiente.

Asimismo, otro de los indicios de fabricación deficiente es que los trabajadores no retiraron muchos de los anillos de cerámica que van alrededor de los pernos metálicos. Las fotografías mostraron que las soldaduras dieron de sí y los pernos se soltaron del acero.

Por lo anterior, es probable que durante el último viaje del tren hubiera secciones del concreto desconectadas, que sólo descansaban sobre las trabes de acero, las cuales no habían sido diseñadas para soportar el peso por sí solas.

La evidencia inicial aún no es concluyente, no se sabe qué pasó después, sin embargo, las investigaciones sugieren que las trabes pudieron deslizarse hacia dentro y el soporte cruzado que las sostenía no soportó, ocasionando el colapso.

Deja un comentario