No fue una relación amorosa, fue conflicto laboral en parroquia de Rivera Anaya: Arquidiócesis


La Arquidiócesis de Puebla descartó que el sacerdote Marcos Marcelino Millán, de la parroquia de Jesús Buen Pastor, en la colonia Manuel Rivera Anaya, haya secuestrado a una mujer, e incluso, rechazó una relación sentimental entre ambos.

A través de un comunicado, se informó que, en ningún momento hubo alguna persona retenida contra su voluntad.

“Se trató de un conflicto particular entre el sacerdote y una mujer de 26 años de edad, derivado de una situación laboral.

La Arquidiócesis está recabando la información necesaria, para que, en su momento, se determine lo mejor para la comunidad parroquial. Por lo pronto, la parroquia será atendida por un sacerdote del Seminario Palafoxiano”, informó.

Lo anterior, luego de que la noche del martes pasado, familiares acudieron hasta dicha parroquia para exigir la liberación de la mujer.

En este contexto, se dio a conocer que la mujer mantenía una relación sentimental con Marcos Millán, empero, el comunicado ya mencionado desmintió tal versión.

Deja un comentario