Feminicida serial de Atizapán registraba nombre de sus víctimas y día de muerte

A dos semanas de que fue aprehendido Andrés N, por el feminicidio de Reyna N, luego de que fuera hallado su cuerpo descuartizado en el inmueble 22 de la calle Margaritas, en la Colonia Lomas de San Miguel en Atizapán de Zaragoza, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) continúa con las diligencias ministeriales que realiza un grupo multidisciplinario.

En los últimos días se llevó a cabo la primera fase de excavación, de tres programadas, la cual se prolongará por una semana más, en la cual se hallaron más de dos mil restos óseos, así como 30 fotografías de y hasta una libreta con anotaciones, presuntamente de Andrés, en algunas se lee el nombre de la víctima, el día que murió y el peso de algunos de sus órganos.

Hoy, autoridades mexiquenses informaron que a la par de los trabajos que se llevan a cabo en este lugar, la FGJEM entró en contacto con cuatro familias de posibles víctimas, a las cuales se ha recabado la correspondiente muestra de ADN para realizar una diligencia de confronta una vez que los peritos en genética concluyan los análisis correspondientes a los indicios que han sido encontrados durante las labores en el inmueble.

Desde hace 16 días, alrededor de 25 personas entre policías de investigación, ministerios públicos, así como especialistas antropólogos y arqueólogos forenses, genetistas, peritos en criminalística, odontología, medicina legal y fotografía, además de Bomberos, policías municipales y personal del Ayuntamiento de Atizapán realizan una excavación minuciosa en busca de cualquier indicio que aporte información que pueda ser integrada a la carpeta de investigación respectiva.

Durante estos días de labores han sido encontrados indicios de varios tipos, los cuales fueron trasladados a las instalaciones de la FGJEM, en donde el personal especializado lleva a cabo diligencias específicas, entre ellas, un proceso denominado lateralización, que consiste en estudiar los restos óseos encontrados, señalar de qué parte del cuerpo podría tratarse y posteriormente, los peritos en genética determinan si alguno de éstos restos se encuentra en condiciones de aportar material genético idóneo para realizar una confronta.

En coordinación con el Área de Supervisión y Desarrollo Territorial del Ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza se realizó una inspección ocular mediante la que se tomó la decisión de demoler el área donde se ubican los baños, ya qué para la continuación de la excavación de la primera fase, se corría el riesgo de colapso.

De acuerdo con la Coordinación General de Servicios Periciales los trabajos de la primera fase concluirán en una semana más, aproximadamente.

Posteriormente iniciarán la segunda fase, la cual consiste en excavar en la habitación principal y un sótano, esta área es de dos niveles comunicados por un acceso y una escalera de madera; la superficie es de aproximadamente 30 metros cuadrados aproximadamente.

Finalmente la tercera fase, que corresponde al área de patio y dos baños, mismos que serán demolidos; esta zona tiene una extensión de alrededor de 68 metros cuadrados.

Deja un comentario