Detienen a cuatro presuntos implicados en feminicidio de Abril

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México informaron que detuvieron a cuatro personas presuntamente involucradas en el feminicidio de Abril Pérez, asesinada en noviembre de 2019.

Por medio de un comunicado, las autoridades explicaron que un juez de control otorgó tres órdenes de cateo y liberó ocho órdenes de aprehensión, las cuales se ejecutaron en Puebla, Querétaro y el Estado de México, logrando la detención de cuatro personas.

En la colonia Prados Agua Azul, en Puebla, fue detenido un sujeto de 48 años, a quien le aseguraron un arma de fuego con dos cargadores, 73 cartuchos de diferentes calibres, nueve teléfonos celulares, 53 relojes de diferentes marcas, joyas, dos computadores, dinero en efectivo y una bolsa de plástico con una sustancia parecida al cristal.

Mientras que en el segundo domicilio, en Ecatepec, Estado de México, fue detenida una mujer de 34 años, en Querétaro se detuvo a otra mujer, de 48 años.

Por último, en la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, fue detenida una mujer de 50 años de edad, a quien se le aseguraron envoltorios con un polvo similar a la cocaína.

Asimismo, las autoridades capitalinas señalaron que continúan vigentes las órdenes de aprehensión contra Juan Carlos García, exesposo de Abril Pérez.

El 25 de noviembre de 2019, el mismo día que cientos de mujeres marcharon por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Abril Pérez fue asesinada, recibió dos disparos de arma de fuego, los agresores fueron dos personas que iban a bordo de una motocicleta.

A principios de ese mismo año, la víctima denunció que su esposo Juan Carlos García intentó asesinarla, no obstante, las autoridades no actuaron con perspectiva de género, ya que, pese a que la Procuraduría General de Justicia de la capital obtuvo una orden de aprehensión en contra del sujeto por delito de feminicidio en grado de tentativa, el juez Federico Mosco lo dejó en libertad 50 días después.

En ese momento, Mosco determinó que era violencia familiar, por lo que sólo estipulo como medida que Juan Carlos no se acercara a la víctima ni a su hijo, así como no salir del país.

Deja un comentario