Los asesinos seriales que han aterrorizado a México

El cuerpo semienterrado de una de sus víctimas fue encontrado en el lugar junto con restos de otra más, presuntamente hasta el momento el hombre ha confesado ser autor intelectual de 30 asesinatos en 20 años, las autoridades no han confirmado la declaración.

Este caso hace que México recuerde a otros asesinos seriales los cuales han atormentado al país entero.

Estos son los cinco casos más mediáticos:

‘La Mataviejitas’

En el año 2006 Juana Barraza Samperio, ‘La Mataviejitas’, fue detenida en la Ciudad de México luego de que Joel encontrara estrangulada a Ana María de 84 años, su última víctima, por lo que el estudiante al cual la señora de la tercera edad le rentaba un cuarto, persiguió a Juana Barraza, a quien vio que minutos antes había salido del domicilio.

Elementos del Sector Balbuena ayudaron a Joel y lograron detener a ‘La Mataviejitas’.

Con la finalidad de robarles a las mujeres de la tercera edad, la también luchadora conocida como ‘La Dama del Silencio’, confesó imaginar que era su madre a quien ahorcaba cuando se disponía a matar a sus víctimas, esto debido a que creció en un ambiente familiar lleno de violencia, en donde fue víctima de maltratos físicos y psicológicos por parte de su madre.

Sus víctimas eran ancianas las cuales vivían solas, por lo que Juana aprovechaba para hacerse pasar por enfermera y cuidar de ellas logrando ganarse su confianza. Fue condenada por 16 homicidios.

‘El Descuartizador de Ecatepec’

En 2018 Juan Carlos ‘N’, fue detenido luego de haber asesinado y descuartizado a más de 20 mujeres para después vender sus huesos.

‘El Descuartizador de Ecatepec’ señaló en unas declaraciones ante policías ministeriales que realizó los crímenes debido a que “las odiaba”, asimismo, señaló que nunca escogió a sus víctimas, sino que estas llegaban a su casa por coincidencia. Tras la realización de exámenes psiquiátricos se determinó que Juan Carlos ‘N’ presentaba trastorno mental psicótico y de personalidad.

El hombre fue señalado como presunto responsable de 20 feminicidios en la colonia Jardines de Morelos, en Ecatepec, Estado de México. Este asesinaba a las víctimas con ayuda de su esposa, mutilaban los cuerpos y se deshacían de los restos en ríos o coladeras para que estos no fueran encontrados.

‘El Caníbal de la Guerrero’ 

José Luis Calva Zepeda, ‘El Caníbal de la Guerrero’, fue detenido en diciembre de 2007 luego de haber sido acusado por el asesinato de tres mujeres: su pareja, su ex pareja y una trabajadora sexual.

Su apodo se le atribuyó debido a que las autoridades capitalinas confirmaron que el hombre, el cual operaba en la colonia Guerrero en la Ciudad de México, se comía algunas partes del cuerpo de su víctima.

‘El Caníbal de la Guerrero’ se suicidó colgándose con su cinturón en una celda de la prisión.

‘El Coqueto’

César Armando Librado Legorreta, conocido como ‘El Coqueto’, considerado asesino serial luego de haber matado a siete mujeres y haber violado a ocho en el Valle de México fue detenido en 2012.

Legorreta era chofer de microbús de la ruta del paradero de Chapultepec a Valle Dorado, siendo en esta misma en donde detectaba a las mujeres jóvenes, a las cuales, si le parecían atractivas, no les cobraba pasaje y pasaban a ocupar el asiento “especial” que les asignaba.

En altas horas de la noche, ‘El Coqueto’ conversaba con sus víctimas a quienes les ofrecía llevarlas hasta su casa cuando terminara su ruta, por lo que accedían a quedarse en la unidad. Cuando se quedaba solo con ellas procedía a violarlas y luego estrangularlas para después desaparecer los cuerpos.

Fue una de sus víctimas a la cual no mató que acudió a identificarlo, asimismo, pudo ser juzgado por los crímenes debido a que le quitaba algunos objetos a sus víctimas los cuales le regalaba a su esposa.

Estuvo detenido en el Cereso de Barrientos, tiempo después fue trasladado al penal de máxima seguridad de Topo Chico en donde cumple una sentencia de 240 años por el delito de homicidio.

‘El Sádico’

Raúl Osiel Marroquín, ‘El Sádico’ fue detenido en 2006 en la Ciudad de México, luego de haber torturado y asesinado al menos a seis hombres homosexuales.

Marroquín frecuentaba un bar gay de la Zona Rosa en donde esperaba a que sus víctimas se acercaran a él, después de iniciar una conversación los convencía de ir a su departamento donde los sometía y torturaba hasta que sus familiares pagaban un rescate.

Tras conseguir el dinero los asfixiaba, los metía en bolsas negras o maletas las cuales eran abandonadas en diferentes calles de la ciudad.

Luego de adjudicársele cuatro asesinatos fue condenado a 200 años de prisión. 

Deja un comentario