ONU condena asesinato de Victoria Salazar en Tulum

Este sábado 27 de marzo elementos de la policía municipal de Tulum, Quintana Roo, asesinaron a Victoria Esperanza Salazar, luego de haber aplicado uso excesivo de fuerza, ante esto, oficinas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenaron los hechos.
Ante esto, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres en México (ONU Mujeres); la Organización Internacional para las Migraciones en México (OIM); la Oficina en México de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), así como la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) han hecho un llamado a las autoridades para que se pueda realizar una libre investigación respecto a la muerte de Salazar.

Las Entidades de la ONU han señalado que el asesinato de Victoria es una muestra del enorme reto que tienen los elementos de seguridad para actuar basándose en derechos humanos. Asimismo, declararon que el trabajo de las fiscalías junto con el poder judicial es garantizar justicia ante este y otros casos.

Dana Graber, representante de la OIM declaró que este suceso es “un caso de doble discriminación de la víctima, por el hecho de ser mujer y su condición de persona migrante”.

Este trágico desenlace jamás debió haber ocurrido y pone de manifiesto, por un lado, la necesidad de determinar las responsabilidades correspondientes, y por el otro, de implementar medidas para garantizar la no repetición”.

Giovanni Lepri, representante adjunto de ACUR en México, se dijo consternado ante el asesinato de Salazar, puesto que detalla que su muerte es aún más grave debido a que fue “cometida por elementos de la policía local”, por lo que pide que se realice una investigación parcial sobre el caso.

Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres en México, detalló que el Estado mexicano ha asumido obligaciones y compromisos importantes respecto a defensa y protección de los derechos humanos, señalando que en el marco normativo nacional se establece que las instituciones de seguridad tendrán protocolos y procedimientos de actuación enfocados hacía la perspectiva de género y la protección de derechos humanos, por lo que “sus elementos deberán de estar adecuadamente capacitados para su implementación”.

El representante de la ONU-DH en México, Guillermo Fernández-Maldonado, mencionó que la muerte de la señora Salazar es muestra de lo urgente que resulta implementar protocolos de actuación que sean alineados a estándares internacionales con perspectiva de género, así como “un cambio profundo y estructural en la interacción de la policía con la población”.

Ante esto, las agencias llaman a autoridades municipales y estatales en Quintana Roo para que se adopten las medidas necesarias con la finalidad de poder prevenir que este tipo de sucesos vuelvan a ocurrir.

Deja un comentario