Efectos secundarios después de recibir la vacuna contra COVID-19

Es posible que las personas que ya recibieron la vacuna contra COVID-19 puedan experimentar efectos secundarios, los cuales son signos normales ya que su organismo está generando protección, de acuerdo con el Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias (NCIRD) .

Estos efectos secundarios, que pueden no padecer algunas personas, podrían afectar su capacidad de realizar sus actividades diarias, pero deberían desaparecer al cabo de pocos días.

En el brazo donde recibió la vacuna inyectable, el paciente podría tener dolor, enrojecimiento y/o hinchazón. En el resto del cuerpo podría sentir: cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre y/o náuseas.

Consejos para reducir las molestias
Para reducir el dolor y las molestias donde recibió la vacuna contra COVID-19 se recomienda aplicar un paño limpio, frío y húmedo sobre el área; usar o ejercitar el brazo.

Para reducir las molestias provocadas por la fiebre se recomineda beber mucho líquido y usar ropa liviana.

Segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19
Los efectos secundarios después de la segunda dosis pueden ser más intensos que los que se experimentó después de recibir la primera. Estos efectos secundarios también deberían desaparecer al cabo de unos días.

En la mayoría de los casos, la molestia a causa del dolor o fiebre son un signo normal de que su organismo está generando protección. Comuníquese con su médico o proveedor de atención médica:

Si la irritación o sensibilidad en la zona de la inyección empeoran pasadas las 24 horas
Si sus efectos secundarios le preocupan o parecen no estar desapareciendo al cabo de algunos días
Si cree que puede estar teniendo una reacción alérgica grave al salir del lugar de vacunación, solicite atención médica de inmediato a través del 911. Aprenda más sobre las vacunas contra el COVID-19 y las recciones alérgicas graves atípicas.

Deja un comentario