Personas en situación de calle: estigmatización y negación de derechos humanos

En Puebla y en el resto del país, no existen cifras actualizadas que muestren cuántas personas se encuentran en situación de calle, pero están ahí; en aislamiento y viviendo discriminación, estigmatización, además de indigencia.

“No hay un censo nacional, no están contemplados dentro de los censos que hace el INEGI cada 10 años, este año es el primero en el que pudieron hacer una muestra en la Ciudad de México para decirnos un dato de cuántas personas viven en la calle”.
Lo anterior, señala Luis Enrique Hernández, director de El Caracol, una Organización de la Sociedad Civil (OSC) mexicana que contribuye a la visibilidad e inclusión social de las ‘poblaciones callejeras’, como les llaman.

En el caso de la Ciudad de México, se maneja una cifra del año 2017, cuando se registraron 4 mil 354 personas viviendo en la calle, pero a nivel nacional no hay datos oficiales.


Negación de derechos humanos
Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), parte de los derechos humanos son: a la vida, a la igualdad y prohibición de discriminación, a la salud, a la vivienda, a la alimentación; entre muchos otros que no se han hecho valer en las personas en situación de calle.

“Tienen una serie de dificultades, pero creo que la más grave es la asociada a la negación de sus derechos humanos”, considera Luis Enrique Hernández.

Incluso –en su mayoría– son personas que no cuentan con documentos de identificación y los necesarios para acceder a programas públicos o recursos que generan los gobiernos, lo que presenta una dificultad para ejercer sus derechos humanos.

Madres con sus hijos, personas y adultos mayores con discapacidad o enfermedades crónico-degenerativas, y otros, son los factores que aumentan su vulnerabilidad en las calles.

Estigmatización a las personas en situación de calle
Los estigmas que rodean a los indigentes son múltiples, como que ‘tienen problemas psicológicos’, ‘son agresivos’, ‘están así porque quieren’, ‘utilizan estupefacientes’, entre otros.

Pero no están en esas condiciones porque así lo deseen, sino que influyen diversos factores como el desempleo, problemas familiares, desigualdades sociales y políticas, entre otros, expone la psicóloga Andrea Ruiz.

“Estar en situación de calle no es igual a padecer algún trastorno psicológico. Cuando pensamos en la disociación de la realidad o cuando las personas comienzan a tener alucinaciones, estamos pensando evidentemente en algún trastorno psicótico, en algún trastorno de esquizofrenia, sin embargo, estar en una situación de calle no es lo mismo que padecer algún trastorno así”, puntualiza.
Además, explica que se encuentran –principalmente– afectados a nivel biológico y físico, pero también se vuelven un grupo vulnerable a nivel psicológico, debido a que el aislamiento social les impide tener relaciones interpersonales y un lenguaje apropiado, cercano e íntimo con otros individuos y se vuelven personas sujetas al rechazo.

Es decir, las personas en situación de calle no están allí precisamente por problemas psicológicos, aunque sí se vuelven vulnerables a desarrollarlos por las condiciones en las que viven.

“El ser humano es un ser social, necesitamos el contacto con el otro, necesitamos el lenguaje, el habla, el contacto, entonces cuando una persona en situación de calle se encuentra aislado y solo, evidentemente comienza a tener este tipo de mecanismos para no sentir esa soledad o para poder sobrevivir el día a día”, agrega.
Comenta que, desestigmatizar a las personas en situación de calle ayuda a cambiar la forma de verles, pero también a que sean más participes de la sociedad y por ende poder apoyarlas más fácilmente.

¿Cómo ayudarles?
Es esencial la empatía ciudadana al ver a alguna persona en situación de calle, coinciden la psicóloga Andrea Ruiz y Luis Enrique Hernández.

Se puede solicitar ayuda a las organizaciones especializadas en el tema, como:

Secretaría de Desarrollo Social (En Puebla: avenida 20 Ote. #2036, Xonaca)
Secretaría de Bienestar (En Puebla: avenida 41 Pte. #109, Gabriel Pastor 1ra Secc. Teléfono: 222 663 6451)
Sistema DIF (En Puebla: calle Cinco de Mayo #1606, Centro Histórico. Teléfono: 222 229 5200)
“Llamarles nos ayuda mucho para que el Estado implemente los mecanismos para acompañar y proteger tanto al ciudadano o ciudadana, como a la persona que está en esa condición de desventaja”, comenta el director de El Caracol.
Existen también las organizaciones no gubernamentales, que dan platicas y comparten información a través de redes sociales como El Caracol que además, se encarga de apoyar directamente a las personas en tal situación; por la pandemia tienen brigadas de información y les reparten cubrebocas, gel antibacterial, etcétera.


Las personas interesadas pueden solicitar unirse como voluntarios, aunque por la situación sanitaria se han recibido menos con el fin de prevenir contagios de COVID-19; sin embargo también se puede ayudar con donaciones (deducibles de impuestos).

Cliente: Centro transitorio de capacitación y educación recreativa, El Caracol AC
Banco: BBVA
Cuenta: 00446817394
CLABE: 012180004468173946
O también reciben en especie en la Ciudad de México. La lista de artículos y más detalles se encuentran en:

https://sos_calles_covid_19.mailchimpsites.com/.

Deja un comentario