Secretaría de Salud busca lugares para resguardar dosis de vacuna anticovid de Pfizer

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, reconoció que se están buscando en institutos, hospitales y universidades donde resguardar las 34.4 millones de dosis que enviará la farmacéutica Pfizer, destacando que en la primera etapa de vacunación se han aplicado 9 mil 579 dosis a los trabajadores de la salud de la Ciudad de México, Saltillo y Querétaro

El gobierno federal informó que ya llegaron al país 42 mil 900 dosis de vacunas de Pfizer. Ridaura destacó que “en la Ciudad de México y Coahuila tenemos la posibilidad de tener guardadas las vacunas.

“En el Instituto Nacional de Cancerología tenemos guardadas la gran reserva en ultracongeladores y también se han identificado en diferentes unidades hospitalarias con ultracongeladores. Para la cantidad que estamos recibiendo es suficiente», dijo López Ridaura. 

Añadió que se está buscando también expandir la capacidad, mencionando el trabajo que ha estado haciendo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), muy cercana con la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Subsecretaría de Educación Superior, para identificar qué universidades tienen ultracongeladores en que podrían ofrecerse generosamente para hacer espacio en el resguardo de las vacunas de Pfizer-BioNTech, que requieren estar a temperaturas por debajo de los 70 grados centígrados.

El funcionario federal recordó que cada charola contiene 950 dosis y, de ahí la planeación de cuántas se estarán sacando por día.

“Se está haciendo con mucho detalle y es parte de este concepto de calibración, es decir, analizar cómo y cuántas se sacan dependiendo del personal que se va a vacunar; si estamos cortos o no cortos en cada uno de los sitios de vacunación. Estamos aprendiendo día a día y modificando la estrategia. Para esta semana se piensa completar”, aseveró.

Deja un comentario