Procesan a funcionarios de CDMX por retrasar investigación en el caso de Fátima

Cuatro funcionarios públicos y un extrabajador de la Fiscalía de la Ciudad de México fueron vinculados a proceso por el delito de negación del servicio público, por presuntamente cometer omisiones en la búsqueda de Fátima, la niña de 7 años cuyo cuerpo fue hallado tras ser reportada como desaparecida en Tláhuac.


En una audiencia celebrada este miércoles, un juez ratificó como medida cautelar la suspensión temporal del cargo para los cuatro funcionarios públicos: dos de ellos se desempeñaban como policías de Investigación al momento de los hechos, uno más como agente del Ministerio Público y el otro como Responsable de Agencia.

Respecto al quinto imputado, quien en su momento se desempeñó como Policía de Investigación, se confirmó que debe acudir a firmar cada quince días a la Unidad de Medidas Cautelares, y se le prohibió acercarse a la Fiscalía de Búsqueda de Personas Desaparecidas, donde estuvo adscrito antes de renunciar a la institución.

En todos los casos el juez fijó un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

De acuerdo con la imputación formulada por el Ministerio Público, las cinco personas posiblemente no atendieron correctamente la denuncia por la desaparición de Fátima, quien posteriormente fue localizada sin vida.

La Fiscalía de la Ciudad de México señaló que, según las investigaciones, la madre de Fátima acudió en febrero pasado a la Fiscalía de Investigación Territorial en Tláhuac para denunciar la desaparición de su hija.

Delfino J. A., quien al momento se desempeñaba como Responsable de Agencia, posiblemente atendió de manera indebida a la madre de la niña, retardó su solicitud y la remitió a la entonces Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (FIPEDE).

La denunciante se habría trasladado a la FIPEDE, donde Édgar Emilio V. B., agente del Ministerio Público, probablemente tardó más de ocho horas en iniciar una carpeta de investigación por la desaparición de la menor.

En tanto, la agente de la Policía de Investigación, Liliana P. T., quien recibió los oficios para la localización de Fátima, presuntamente no los entregó para iniciar la búsqueda.

Al policía Ramón R. B. se le acusa de posiblemente haber llevado a cabo una investigación deficiente, y a su compañero Fidel S. R., extrabajador de la PDI, de aparentemente haber retardado la investigación.

En febrero pasado, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, calificó lo ocurrido en el caso de Fátima como una “cadena de negligencias institucionales” que facilitaron su desaparición y complicaron su búsqueda en las horas y días inmediatos.

Fátima desapareció la tarde del martes 11 de febrero al salir de la primaria pública Enrique Rébsamen, en Tulyehualco, Xochimilco.

El 16 de febrero se reportó el hallazgo de su cuerpo dentro de una bolsa de plástico en la alcaldía Tláhuac.

Deja un comentario