Ana Roberta murió por una contusión de cráneo: Fiscalía de Nuevo León

Por medio de los estudios forenses, la Fiscalía de Nuevo León confirmó como homicidio el caso de la pequeña Ana Roberta, la niña de 3 años que fue encontrada muerta ayer en un baldío aledaño al arroyo Topo Chico, en el municipio de Apodaca, Nuevo León. 

Mientras la madre y el padrastro continúan retenidos, bajo investigación, el Ministerio Públicocateó el domicilio donde presuntamente fueron cometidas las agresiones en contra de la menor. 

Los peritos determinaron que la causa de muerte fue una contusión profunda de cráneo, además de que la pequeña presentaba el síndrome del niño maltratado.

De acuerdo a familiares del padrastro, Ana Karen, de 27 años, madre de la menor, tenía una semana y media de vivir en unión libre con Homero, de oficio albañil, de 48, en un domicilio de la colonia Mujeres Ilustres.

Deja un comentario