Gobierno será mediador en conflicto entre Cemex y municipios donde se instaló

El gobernador del estado dio a conocer que su gobierno será mediador en el conflicto entre la planta Cemex y los municipios donde se encuentra establecida la misma, Cuautinchán y Tepeaca.

Miguel Barbosa Huerta expuso que la plana Cemex paga de impuesto predial anual 25 mil pesos por 900 hectáreas a Cuautinchán, mientras que a Tepeaca le paga 15 mil pesos anuales por 500 hectáreas, lo cual no solventa los requerimientos de los municipios subsanan por la instalación de la empresa.

No pagan uso de suelo, ni licencia de construcción, es decir, no son una empresa que haya asumido una corresponsabilidad frente a los municipios, expuso el mandatario estatal.

Los requerimientos que los municipios han hecho a la empresa para asfaltar los tramos carreteros donde circulan los pesados camiones que llegan y salen de ese lugar, no son reparados.

Le empresa tiene 200 trabajadores, de los cuales, al rededor del 30 por ciento son de los municipios donde esta establecida la planta y los demás son de diferentes partes del estado.

«Se ha intentando llevar una conciliación entre los intereses de la planta y los legítimos intereses de los municipios, vamos a jugar un papel de mediadores, como siempre lo hemos hecho, pero no hemos encontrado disposición de Cemex para resolver absolutamente nada», aseveró Barbosa.

Durante conferencia con medios de comunicación, el mandatario expuso que en Puebla se aplicará la ley sea cual sea la empresa que se instale o la persona que sea su propietario.

 

 

Deja un comentario